Opinión crítica sobre «Working happy» de Txell Costa

Txell Costa es uno de los referentes femeninos del mundo emprendedor en nuestro país. No en vano, su empresa Txell Costa Group (expertos en comunicación y marketing) asesora a emprendedores y empresas para desarrollar negocios sostenibles, rentables y con propósito. Sus estudios de periodismo y el paso por Catalunya Ràdio y Com Ràdio son un baluarte insoslayable para entender el desarrollo de su proyecto profesional, pero conviene destacar su propia experiencia vital como el mayor valor que aporta a sus clientes: habla y asesora sobre lo que ha vivido en propias carnes. Como escritora, aparte de la obra que ahora revisamos, cabe citar su libro Liderar en femenino, cuyo título ya define el enfoque muy personal y efectivo de Txell.

Aunque el texto que nos ocupa fue publicado en el año 2015, sigue siendo un manual esencial para cualquier persona que esté pensando en crear su propia empresa (de hecho el subtítulo es “Todo lo que necesitas para crear la mejor empresa del mundo”). El prólogo corre a cargo de su buen y apreciado amigo Martí Gironell, un prolífico novelista y periodista nacido en la preciosa ciudad gerundense de Besalú.

El libro que tengo entre manos es absolutamente práctico, no pretende teorizar ni sentar cátedra, bien al contrario, Txell Costa tiene la capacidad de ser amena al tiempo que pedagógica. Siempre partiendo de su propia experiencia como parturienta de una hermosa criatura en forma de empresa, los ejemplos y referencias personales son continuos y preciados, pero sin embargo no se dirige a sus lectores desde el púlpito de quien ha triunfado y tiene a bien esparcir un poco de su sapiencia entre los mortales: la autora nos acompaña como una verdadera coach, advirtiéndonos de los peligros pero sin dejar de animarnos a construir nuestro sueño.

En mi caso he leído la versión catalana, publicada por Viena Ediciones (1ª edición), si bien existe la traducción al castellano, naturalmente. Como no podía ser de otra manera, Txell cuida su estilo redaccional para lograr la máxima eficiencia comunicativa. Su prosa ágil, desenfadada y al alcance de todos los públicos engancha desde las primeras líneas, lo que hace de Working happy una obra fácil de leer. Esto no colisiona en absoluto con un contenido útil, interesante y valioso.

En cuanto a la estructura, el libro tiene dos grandes partes: parir una empresa desde el alma y abrir la empresa al mundo. Txell nos acompaña, como si de un viaje se tratara, mostrándonos trucos, herramientas y reflexiones que han de servirnos para crear esa empresa soñada. Me ha parecido todo un acierto que cada capítulo finalice con un resumen de las ideas clave y un plan de acción. El diseño interior, con destacados, colores y tipografía diversa nos conecta con una especie de diario manuscrito, algo muy personal que Txell comparte con nosotros desde el deseo ferviente de ayudar a los demás en el largo y tortuoso camino que supone la aventura empresarial.

Al inicio nos centramos en el por qué (el propósito vital) para conectar nuestras pasiones con la demanda de servicios/productos. Es entonces momento de redactar un plan de acción para trasladar a la realidad lo que está en nuestra imaginación. En la primera parte el libro recorre asuntos de tanto interés como la mentalidad necesaria para conseguir el objetivo o la creación de la marca.

La segunda sección principal trata sobre segmentación de clientes, marketing, ventas, finanzas esenciales, organización (formar equipos y delegar), productividad para hacer más en menos tiempo y el plan de contingencias (plan antimarrones en palabras de la autora).

Es mencionable y meritoria la parte final de anexos que el emprendedor encontrará muy aprovechables: un pequeño diccionario, plantillas para elaborar el plan de comunicación y marketing, guía para escribir un post, modelos de nota de prensa, lista de comprobación de trámites administrativos y calculadora de costes para iniciar el negocio. En mi opinión, los anexos son realmente útiles y fáciles de poner en práctica, por lo que aportan una gran ayuda al atribulado aprendiz de empresario.

Hay muchísimas frases que me han resultado interesantes, pero os quiero dejar la que aparece al final de la página 127 (en la edición catalana): “Como profesional independiente, tienes que ser tu propio comercial y experto en márketing, y no puedes tener la piel fina al rechazo”. Considero que cualquier emprendedor debería tomar en consideración la anterior advertencia de Txell, pues si un empresario en ciernes no se dedica a vender y hacer visible su producto/servicio el fracaso está servido. De nada sirve tener una propuesta maravillosa si nadie sabe que existe. Tampoco podemos augurar futuro a aquellos emprendedores que no sean resistentes al no, porque lo van a recibir en multitud de ocasiones (y no siempre con amabilidad). Conviene, pues, dotarse de una gran autoestima, resiliencia y actitud positiva (que no candidez).
En conclusión, Working happy es un ensayo de lectura obligada para cualquier persona que desee crear su propio negocio, si quiere evitar errores garrafales y pérdidas económicas por aquello de que el entusiasmo nos ciega. Poner en marcha un negocio no es una tarea fácil, pero conseguir que la empresa prospere es realmente muy complicado e incierto. Txell nos brinda muy buenos consejos, herramientas y avisos para navegantes. Si tu sueño es emprender, ¡adelante!, pero adquiere un ejemplar de Working happy y tenlo en tu mesita de noche. O mejor, como escribe Txell Costa en la última página: “Quisiera que tuvieses este libro sobre la mesa del despacho, a mano, para consultarlo siempre que te haga falta. No en una estantería, no, que ahí las ideas se florecen porque no les toca el sol”.

Inicialmente publicado en la versión en papel del Diari de Tarragona